• Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

Cada día es una batalla

April 2, 2019

Como mujeres estamos atravesadas por muchas facetas simultáneamente: la vida familiar como madres, hermanas, tías, abuelas, hijas; la vida amistosa que nos hace felices; la vida de pareja… Analizar esto nos permite ponernos en el lugar de aquellas mujeres que además tuvieron que atravesar una guerra, como fue la de Malvinas.

 

Me tomé el tiempo necesario para pensar en las mujeres, en el rol importantísimo que tuvieron en la gesta malvinera. Al principio no fueron reconocidas, no se las escuchó. El rol de esas mujeres fue fundamental porque fueron quienes contuvieron a nuestros soldados heridos, amputados, quemados. Ellas sufrieron física y psicológicamente todo lo que ocurría en la guerra. Son grandes heroínas, al igual que los héroes de Malvinas.

 

Cuando volvieron de la guerra, tuvieron las mismas dificultades que tuvieron los soldados. Porque las hicieron volver “por la puerta de atrás”. Si bien cuando comenzó la guerra la Plaza de Mayo estaba llena por una gran parte de la sociedad que, al igual que los militares que estaban en el poder, apostaron y acordaron con esa guerra (se puede ver en un sinfín de videos históricos); cuando la guerra se perdió nadie lxs fue a recibir. Ni a nuestros héroes, ni a nuestras heroínas que encima eran muy pocas. Sufrieron mucho y fueron silenciadxs por la última dictadura militar, y también de alguna manera por los gobiernos democráticos siguientes. Nuestros veteranos pasaron diez años de olvido.

 

Una de las dificultades al regresar fue conseguir trabajo. Cuando lxs empleadorxs se percataban que habían estado en la guerra, nadie lxs quería tomar. De las mujeres sabemos que, al ser tan pocas y en una sociedad machista en la que nos costó tanto estar paradas como hoy lo estamos (y esto se refleja en cada 8 de marzo, en cada movilización de “Ni una menos”, en cada 25 de noviembre), más costoso fue para ellas el reconocimiento. Recién fueron reconocidas un año antes de cumplirse los 30 años de pasada la guerra. Y estamos transcurriendo los 37 años de la gesta. Es decir, que el reconocimiento llegó 20 años después que el de los héroes.

 

Imagino que deben sufrir el mismo stress post traumático que ellos, las mismas pesadillas… Pero se sabe muy poco sobre ellas, ni los mismos veteranos las conocen. Las admiro mucho y es triste que hayan quedado al costado. Si los héroes quedaron a un costado; ellas quedaron al costado de ese costado.

Por otro lado, es fundamental el rol que tuvieron/tuvimos las mujeres en el acompañamiento de los ex combatientes cuando volvieron de la guerra. Las madres, hermanas, primas de cada soldado fueron grandes contenedoras. Ellas los recibieron, los acobijaron, los ayudaron y escucharon. Estuvieron y estamos. Muchos soldados -las esposas lo sabemos- al principio no hablaban de Malvinas y les costó muchísimo tiempo poder hablarlo. Y ahora, después de tanto acompañamiento, pueden hablar y hasta transmitir un mensaje sobre ese período histórico. Las mujeres ayudamos a que elaboren la tristeza y la amargura que llevan por siempre adentro. Una situación que se reitera es la tristeza que aparece cuando algún hermano excombatiente se quita la vida, ocurre por lo general en las fiestas de fin de año, y allí estamos las mujeres para contener ese caudal de dolor. Se sacan la vida porque no pueden con los fantasmas, con las pesadillas, con ese frío que sintieron en el cuerpo…

 

Quiero compartir una breve poesía de mi marido, ex combatiente de la guerra de Malvinas, que me emociona mucho.

 

Hoy los recuerdos me invaden.

Hoy siento en mi rostro el recuerdo de tus vientos.

Hoy recuerdo la lluvia mojando mi cuerpo.

Hoy recuerdo las balas que surcaban tu cielo.

¿Cómo olvidarte Malvinas si te llevo tan adentro?

¿Cómo olvidar los gritos de los soldados muriendo?

¿Cómo olvidar tu frío que me penetró los huesos?

¿Cómo olvidarte Malvinas, si hasta te tengo tatuada en mi cuerpo?

 

José Manuel Carrizo

Veterano de Guerra de Lanús

 

Cada 2 de abril se hace una conmemoración en Noya y Remedios de Escalada, Valentín Alsina, Lanús Oeste. Se pone una carpa donde se comparten algunos testimonios de lo vivido y también armaron un Museo de los Veteranos que está en la estación de Remedios de Escalada. Quienes quieran participar serán bienvenidxs.

 

María Inés Nuñez Veron

Esposa de un excombatiente y veterano de la Guerra de Malvinas

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes

September 14, 2018

June 4, 2018

March 22, 2018

December 21, 2017

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now